Nos ayudan…

Jóvenes de la Milicia de Santa María y de los Cruzados, y otros colaboradores,  forman el equipo de educadores de Juveniles y Alevines. Nos ayudan a madurar y crecer como personas, mediante las excursiones a la montaña, los juegos, el deporte, el estudio, las convivencias, las reuniones de formación, el campamento y otras muchas actividades. Además, están disponibles para ayudarnos en nuestros problemas, y mantienen un contacto frecuente con nuestros padres. Dentro del Movimiento también hay grupos de familias que pueden asesorar a los padres en cuestiones familiares y ofrecerles actividades.